martes, mayo 21, 2024
martes, mayo 21, 2024
spot_img
InicioActualidadEcuador arroja $339 millones anuales en alimentos desperdiciados

Ecuador arroja $339 millones anuales en alimentos desperdiciados

Foto: Redes Sociales.

Por: Pablo Cruz Molina

El Banco de Alimentos Quito es un proyecto que busca aprovechar la comida que desechan los  mercados, como una iniciativa contra el hambre.

Cuando uno entra a las instalaciones del Banco de Alimentos, se puede observar un cartel determinante, que te deja pensando y  te hace poner los pies en la tierra.  Lo considero como el principal objetivo de esta institución y un reto no sólo de sostenibilidad sino de concienciación y humanismo. El cartel dice. Banco De Alimentos, acortando la brecha entre la abundancia y la carencia.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) advierte que en el Ecuador se desperdician, por motivos estéticos o por caducidad de vida útil, 939 mil toneladas de alimentos al año, esto representa a su vez $339 millones anuales.

En el mundo van a parar a la basura casi el 35% de los alimentos producidos, sin haberlos usado. Casi el 30% de la población mundial pasa hambre y no completan su dieta diaria. Son números que si deberían ponernos a pensar, tomando en cuenta que no sólo la humanidad está afectada con estas prácticas sino también el medio ambiente debido a que el 30% de las emisiones de gases de tipo invernadero son por las actividades que conllevan la alimentación.

El Banco de Alimentos es una institución que se dedica a recolectar alimentos para ponerlos a disposición de familias vulnerables. Lo hacen a través de grupos de ayuda comunitaria y colectivos sociales.

Al momento atienden a 77 organizaciones que suman alrededor de 35 mil beneficiarios mensuales.  José Luis Guevara, director ejecutivo del Banco comenta que en lista existen otras 200 organizaciones que esperan el beneficio de esta labor.

Fue la doctora Alicia Guevara, quien se formaba académicamente en Lovaina, Bélgica, cuando tuvo la referencia y contacto del Banco de Alimentos de Medellín. Su entusiasmo de trabajar con esta iniciativa en la ciudad de Quito ha hecho que la idea madure.

Hoy es una fundación con una estructura empresarial muy ordenada, con 18 años de vida institucional, con alianzas y patrocinadores muy importantes dentro del ámbito empresarial de la comercialización de productos alimenticios, con el soporte académico e infraestructura de la Escuela Politécnica Nacional, con una cantidad y variedad de voluntarios comprometidos con la causa.

Cabe señalar que los voluntarios son de tipo operativo y también hay de tipo académico, quienes en su mayoría son docentes de la universidad que los apoya. Provocan una transferencia de conocimientos,  investigación e innovación. Es el caso de la producción de harina de huevo, proyecto de compostaje y huertos urbanos o productos con valor añadido.

Certificación internacional

Patricia Jaramillo, Jefa de operaciones del Banco comenta que el pertenecer a The Global FoodBanking Network, que es la red de bancos del mundo, le ha permitido poseer una certificación internacional de procesos sanitarios  y buenas prácticas de gestión. Esto a su vez les facilita para poder acceder a financiamiento de proyectos con organismos internacionales. Cuenta también con varios reconocimientos donde uno de los más importantes es el que les otorgó el Municipio de Quito a la responsabilidad social y sostenibilidad.

¿Cómo opera el BAQ? El Banco posee una infraestructura de almacenamiento en el barrio de San Bartolo al sur de Quito, en los predios de la Politécnica Nacional. Es un centro de acopio y con instalaciones para realizar las diferentes actividades pertinentes a su objetivo como cámaras de refrigeración y congelamiento, área de limpieza y clasificación, área de pesaje, producción y bodega de alimentos secos.

Al Banco llegan productos que están por terminar su ciclo de comercialización o donaciones de empresas dedicadas a cualquier tipo de producto alimenticio. La gran mayoría son Supermercados y Empresasque han retirado los productos de la percha debido a que están próximos a caducar o con algún desperfecto en su envoltura, con una vida útil intacta y sanitariamente de primera calidad. No son productos caducados.

Otra forma de recolección es por medio de voluntariado en los diferentes mercados de la ciudad, donde se recoge frutas y verduras en buen estado pero los comerciantes las desechan porque están al borde de la maduración y sacarlas a vender nuevamente es más costoso por el pago de transporte.

La Pandemia trajo consigo un sinnúmero de personas desposeídas y sin duda el Banco fue un soporte para aliviar de forma física pero también para dar soporte y tranquilidad a las personas que lo necesitaban.

Para el mes de mayo están planificando realizar el día del “Hambre Cero”, es un reto para dar de comer a muchas personas con la entrega de 300 toneladas de alimentos. Seguramente necesitarán mucha ayuda y es necesario sumar a esta loable iniciativa. (https://www.facebook.com/baqalimentos)

Independientemente de ayudar a esta organización importante, debemos trabajar en un consumo más racional de todo. Estamos muy cerca al punto de no retorno y muchas veces creemos que las recomendaciones de Reusar, Reducir y Reciclar es solo para un momento. Debe ser un estilo de vida que mueva a otras personas. Ese debe ser nuestro compromiso de justicia para nuestros hermanos y el planeta. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Video Prefectura

LO MÁS LEÍDO