martes, mayo 21, 2024
martes, mayo 21, 2024
spot_img
InicioCiudadaníaLa solidaridad quiteña estuvo presente en la Minga de la Gasca

La solidaridad quiteña estuvo presente en la Minga de la Gasca

Vecinos de la Gasca, La Comuna y alrededores se dieron cita este sábado 5 y domingo 6 de febrero de 2022 para cumplir con la Minga de Limpieza tras el aluvión ocurrido en el sector el 31 de enero último.

Desde temprano, estudiantes de varios centros universitarios, así como los residentes del sector con escobas, carretillas, picos y palas comenzaron una extensa jornada para mejorar en algo la situación del sector.

Ese fue el caso de Carlos Chachapoyas, de 48 años, quien ha crecido en el barrio Santa Clara de San Millán. colindante con el sector del aluvión.

«Solo vi todo lo ocurrido por las imágenes de vecinos y conocí a varios de los fallecidos. Fue realmente terrible todo, pero gracias a Dios en mi familia todos estamos ilesos.

Al sector de La Gasca también acudió personal de organismos de socorro como los Bomberos y la Policía Nacional. Además en la jornada, los alumnos de la Universidad Central aprovecharon para inmunizar a los vecinos.

Como ha sido habitual en estos últimos días, las donaciones de alimentos y vituallas no faltaron y las organizaciones de la sociedad civil se organizaron para distribuir de la mejor forma.

LEA TAMBIÉN: Donaciones para damnificados de La Gasca se canalizarán a través del Mando Unificado

La ayuda para La Gasca fue también para La Maná

Incluso la Fundación Cecilia Rivadeneira logró recolectar varias donaciones que salieron este domingo con rumbo a La Maná, sector de la provincia del Cotopaxi también abatido por las intensas lluvias.

Relato de un sobreviviente

Steven Pazmiño de 26 años, es uno de los sobrevivientes que pudo escapar del aluvión en el sector de la Gasca.

Él estuvo junto a cerca de 50 personas en la cancha de ecuavoley y dio su testimonio a la Agencia EFE.

«Estábamos tranquilamente en la cancha cuando escuchamos una ola y un ruido tan tremendo, que vemos por el túnel cómo baja todo el agua y escombros, fue algo tan impactante que en el momento de desesperación uno corre y en mi caso corrí a un barranco».

El joven profesor de música, lleva en su rostro las huellas de los raspones y magulladuras que vivió mientras fue arrastrado por la correntada al menos unas 4 cuadras abajo y logró sacar fuerzas para ir a un costado, a una de las calles con orientación norte por donde no iba el aluvión.

Pazmiño tiene presente que al salir del aluvión sus orejas estaban colgadas y su cráneo abierto producto de todos los golpes.

Por eso está seguro que fue Dios el que le ayudó porque sus heridas al finan no fueron contundentes y pudo salir en menos de 4 días del hospital. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Video Prefectura

LO MÁS LEÍDO