sábado, febrero 27, 2021
Inicio Opinión Dar de comer significa amar

Dar de comer significa amar

Pablo Cruz Molina

Chef, emprendedor gastronómico, consultor y docente. Veinte y seis años en la actividad profesional y dieciséis en la academia universitaria en Quito con dos maestrías de especialidad: Recreación y Aprendizaje lúdico e Innovación en la gestión del patrimonio gastronómico. Amante de la cocina ecuatoriana, llevándole a presentar ponencias en prestigiosas universidades internacionales.

La antropóloga Margaret Mead, en uno de sus trabajos académicos afirma que el primer vestigio de civilización son los restos de un fémur roto y sanado. Comenta que el hecho de haberse curado, significa que alguien lo cuido. Quebrarse un hueso para los animales salvajes significa la muerte. El cuidado y sobretodo la alimentación al ser que sufrió una caída significa el inicio de la civilización y por ende el momento cuando el humano dejó de ser un animal

Quería poner en contexto este particular e insistir que el humano es humano desde que hay este signo de solidaridad, atención y por supuesto afecto.

Las mujeres se hacen madres cuando dan a luz a una criatura pero eleva su condición cuando le brinda su seno y el alimento de su cuerpo. Por eso el dar de comer se considera el más grande acto de amor maternal. Es una cualidad de alimentar sin connotaciones de género por supuesto. Yo como padre me siento orgulloso de realizar este acto con esta cualidad femenina, porque significa el dar de sí mismo.

Marco Antonio Rodríguez en el prólogo del libro Leña Verde, antología de la cocina andina ecuatoriana de Tito Gutiérrez, menciona que cocinar es una ceremonia de ternura y comer una fiesta del corazón y de los sentidos.

Muchos de los platos que comemos guardan memorias de alguien muy importante en la familia y de alguna ocasión especial.  Esta comida permite retener en nuestras mentes sentimientos de amor filial.

El chef Pablo Cruz Molina junto a su familia en la cena navideña. Foto: Cortesía

Con la comida homenajeamos, hacemos deferencias y detalles. Festividades y fechas especiales cuentan con preparaciones específicas propias de la cultura gastronómica ecuatoriana, como la Colada morada de Difuntos o la Fanesca de la Semana Santa. Cada uno de nosotros tendremos una impronta en nuestra cabeza y corazón no solo los mejores platillos sino el significado de momentos importantes de nuestras vidas junto a nuestras familias.

En este mismo espacio se ha dicho que la cultura gastronómica es cambiante y se va adaptando a los tiempos actuales. En el Ecuador se ha puesto como algo tradicional la preparación del pavo horneado para las festividades de Navidad y Año Nuevo. Lastimosamente la situación económica no permitirá que muchas familias cuenten con este platillo. ¿Será de lamentarse por eso?. La respuesta es NO, porque lo importante no es lo que se va a comer sino el dar y recibir esa atención y detalle de amor maternal. Que lo importante sea sentarse juntos. Que el regalo sea la creatividad para dar mis atenciones. Que el regalo sea uno mismo y el amor al dar de comer. (O)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

LO MÁS LEÍDO

Olmedo habilitó a 18 jugadores para la segunda fecha de la Liga Pro

El presidente de la Liga Pro, Miguel Ángel Loor, señaló a través de Twitter que Olmedo habilitó...

Moisés Caicedo se estrenó con el equipo sub-23 del Brighton

El entrenador del Brighton inglés, Graham Potter, quiere llevar con calma la adaptación del ecuatoriano Moisés Caicedo...

Obras de arte talladas en madera

Texto y fotos: Miguel Jiménez/ Periodismo Público En San Antonio de Ibarra, una parroquia...

Ministro de Salud de Ecuador renuncia en medio de críticas

Zevallos fue ampliamente criticado por priorizar a su madre y otros parientes en el esquema de inmunización...