domingo, abril 14, 2024
spot_img
InicioTendencias800 jóvenes de los pueblos indígenas y afrodescendientes le dicen no al...

800 jóvenes de los pueblos indígenas y afrodescendientes le dicen no al racismo

Los jóvenes realizaron una bandera humana con las palabras «Octubre Rebelde». Foto: Cortesía

Texto y fotos cortesía de Colmenalab

Más de 800 jóvenes indígenas de todo el país viajaron desde sus circunscripciones para reunirse en el territorio ancestral Wankavilka, en la comuna de Engabao, provincia de Guayas, para ser parte del VI Campamento de Jóvenes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), el cual se realizó el 8, 9 y 10 de octubre.

Los jóvenes Wankavilkas, anfitriones del encuentro de líderes juveniles más grande del país, prepararon una serie de actividades de intercambio cultural, formación en derechos e intercambio de experiencias sobre el rol de los jóvenes para construir nuevas soluciones para enfrentar las diversas problemáticas que atraviesan sus comunidades y la humanidad.

Como parte de las actividades, el sábado 9 de octubre, los participantes reunidos en Playa Paraíso realizaron una bandera humana. A la participación de los jóvenes indígenas y afrodescendientes del país se unieron líderes de pueblos originarios de Brasil y el norte de Estados Unidos.

La bandera humana formó las palabras OCTUBRE REBELDE, en conmemoración del mes icónico de la resistencia de los pueblos indígenas y afrodescendientes.

En octubre los pueblos de todo el continente conmemoran la resistencia ante la discriminación, el racismo y la colonización, que inició con la llegada de los conquistadores a estas tierras, y en la cual, según un estudio de la revista Quaternary Science Reviews, se exterminó a más del 90% de los habitantes originarios durante la conquista y los primeros 100 años de colonización.

Daniel Paredes, de la comuna Bambil Collao, explicó: “Este campamento y esta acción es parte del proceso de recuperación de la identidad manta wuancavilca puna, de la cual forma gran parte de la población de la costa ecuatoriana. Este proceso nos ayuda a organizarnos y tratar los problemas que nos afectan y que son similares en las diferentes comunidades de la Costa “, dijo el joven.

Por ello, en 1992, al cumplirse 500 años de resistencia, en un encuentro de más de 350 líderes de todo el continente se declaró oficialmente el Día Internacional de Solidaridad con los Pueblos Indígenas.

Y hoy, 30 años después, bajo la consigna: “Somos los hijos del primer levantamiento, no se construye el presente, sin conocer el pasado, la verdadera historia es la que no nos han contado”, los más de 800 jóvenes indígenas reafirmaron este compromiso de lucha y resistencia.

Para Elías Ycaza, miembro de la Juventud Wankavilka, el rol de los jóvenes es fundamental, pues “somos nosotros quienes asumimos el desafío de defender nuestros derechos y nuestros territorios y para ello es vital que aprendamos de nuestros líderes, de nuestros abuelos, de nuestros padres….y que sobre todo nos unamos y construyamos soluciones para enfrentar las necesidades de nuestros pueblos”.

La bandera humana OCTUBRE REBELDE también es parte de la agenda de acciones de resistencia y reivindicación del Movimiento de Liberación Negra e Indígena (BILM) que por segundo año consecutivo promueve el Día de la Liberación Negra e Indígena

Este martes 12 de octubre, articulará acciones en países tales como Estados Unidos, México, Honduras, Nicaragua, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Brasil, República Dominicana, Suriname y España. Estas acciones buscan llamar la atención internacional y elevar el nivel de conciencia entorno a la discriminación, el racismo y el colonialismo.

En el encuentro, los jóvenes líderes desarrollaron varias mesas de trabajo en torno a ejes fundamentales para el fortalecimiento de sus comunidades y la lucha contra el racismo sistémico que los oprime. Algunos de los ejes sobre los que trabajaron fueron: economía, salud, justicia, educación, territorio, entre otros.

Ingrid Jaime, joven indígena Wankavilka, agregó que, “en el desarrollo del aprendizaje y experiencias que buscan defender los derechos de nuestros pueblos y territorios indígenas es importante involucrar a los jóvenes, quienes son el presente y futuro del país, facilitando el conocimiento del proceso organizativo de las comunidades, al adquirir nuevos saberes en temáticas de salud, educación, seguridad, comunicación entre otros, para concretar posibles soluciones que aporten en el crecimiento de los pueblos, a fin de que transmitan la información relevante a sus localidades y por ende resaltar la voluntad y perseverancia en la lucha constante”. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -

LO MÁS LEÍDO