lunes, junio 27, 2022
Inicio Ciudadanía Carta a mi niña dormida

Carta a mi niña dormida

Foto: Cortesía de la autora
Foto: Cortesía de la autora

Por Camila Witt (Colaboradora del medio Equinoccio Digital Media)

Cierra los ojos y descansa, mi niña. Ahora que yo velo tu sueño y que no tienes la edad suficiente para tener conciencia de lo que pasa ahí afuera, quiero pensar para ti un mundo donde nunca tengas que vivir épocas como estas.

Por fortuna, todavía tu mundo empieza y se termina dentro de nuestro hogar, de nuestra familia… Todavía no estás expuesta a toda la rabia y el dolor contenido de este paisito que cada vez parece que tiene menos futuro, o que capaz no quiere tener ningún futuro.

Tu no tienes por qué saber que vivimos a un par de kilómetros de donde, por varios días, hubo una batalla campal entre hermanos donde muchos lloraron la muerte y otros los adoquines, dónde la realidad se desdibujó entre los buenos y los malos, que son los mismos pero al revés, dependiendo de que lado se cuente la historia…

Para qué te voy a decir en este momento, pequeñita mía, que en esta época, dónde más unión necesitábamos, dónde un abrazo hubiera sido lo pertinente, más bien nos dividimos entre “los otros” y “nosotros”, queriendo poner una pared entre quienes están del otro lado de nuestra realidad, separando la vida a cuchillo, a bala, con violencia, desconociendo que somos un pueblo herido -incluso por nosotros mismos-, injusto, donde cada quien siente que tiene más derechos que los demás, y desvirtúa cualquier pensamiento que no sea igual al propio.

Quisiera poder explicarte, mi amor, que en estos días de movilizaciones sociales, no fue duro solamente ver cómo nos matamos entre nosotros, también lo fue saber que hay quienes piensan que es lo correcto; evidenciando que en cada paso que damos en esta sociedad podrida, fortalecemos todos los prejuicios, el racismo, los complejos, la idea de superioridad, la inequidad, la injusticia, dónde avivamos el dolor por todo lo malo y satanizamos siempre todo lo que no entendemos de los otros.

Quiero que cuendo tengas conciencia de este mundo y sus alrededores, para ti la vida sea de música y de colores, que nunca sepas que naciste en una epoca donde todavía algunos padres hacen lo que sea -incluso mandar a matar a sus hijos- por no mantenerlos; donde creemos que robar es apenas justo si la víctima tiene más; donde abandonamos a nuestros ancianos porque nos estorban; donde nos seguimos juzgando por como pensamos, vestimos, amamos o como nos vemos; donde el oportunismo es el pan de cada día y la ingratitud la mejor carta de presentación de muchos; donde avalamos la hipocresía siempre que sirva para sacar algo a favor.

Mientras tú vas creciendo quiero que el mundo cambie más que nunca, que pueda decirte cuando lo puedas comprender que no hay más egoísmo, violencia, apatía, desdén… Que mientras tú duermes yo pueda ir construyendo esa nueva realidad para ti. Cierra los ojos y descansa, mi niña. Mamá vela tu sueño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

LO MÁS LEÍDO

Carta a mi niña dormida

Por Camila Witt (Colaboradora del medio Equinoccio Digital Media) Cierra los ojos y descansa,...

Educación y transformación digital: una relación indisoluble en tiempos post pandemia

Habilidades como la toma de decisiones informadas, resolución creativa de problemas y capacidad de adaptación al cambio,...

Transición energética, ¿el secreto para alinearnos al reloj climático?

De acuerdo con el portal Líder Empresarial, se estima que desde el siglo XIX las actividades humanas...

Cuatro ciclistas del Movistar Best PC representarán al país en los Juegos Bolivarianos 2022

Luego de los logros internacionales obtenidos por los ciclistas del Movistar Best PC,...