viernes, mayo 24, 2024
viernes, mayo 24, 2024
spot_img
InicioCiudadaníaEstudio revela que personas de la comunidad LGBTIQ+ viven violencia en su...

Estudio revela que personas de la comunidad LGBTIQ+ viven violencia en su vida universitaria

Foto: Cortesía

Un estudio desarrollado por el Programa Prevenir la Violencia contra las Mujeres (PreViMujer) de la GIZ y la Universidad San Martín de Porres de Perú, en Ecuador, arrojó cifras preocupantes sobre la violencia que viven personas de la comunidad GLBTIQ+ mientras cursan sus estudios universitarios.

El estudio contempló la realización de encuestas a más de 23.261 estudiantes y 4.064 docentes y personal administrativo de universidades públicas y privadas entre las que figuran la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE); Universidad del Azuay (UDA); Universidad Estatal de Bolívar; la ESPE; Universidad Técnica de Ambato; Universidad Técnica Equinoccial (UTE); Universidad Técnica de Manabí; Ikiam; Universidad Politécnica Salesiana; Universidad Politécnica Estatal del Carchi; Escuela Politécnica del Litoral; la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL); la Universidad Andina Simón Bolívar; la PUCE; Escuela Politécnica Nacional y la Universidad Nacional de Chimborazo. 

Entre los hallazgos de la investigación, además de los datos de violencia contra las mujeres, está que, los estudiantes que se autoidentifican como parte de la comunidad LGBTIQ+ tienen mayor probabilidad de experimentar violencia dentro de las universidades.

Foto: Cortesía

Las cifras muestran que 4 de cada 10 estudiantes autoidentificados como LGBTIQ+ vivieron algún tipo de violencia por parte de su par, profesor, personal administrativo o asociado a la universidad, al menos 15 veces al año.

Además, 2 de cada 10 estudiantes LGBTQI+ han sido acosados con comentarios ofensivos sobre su cuerpo, apariencia o sexualidad. También recibieron mensajes, tweets, llamadas o correos sexuales que no deseaban.

Otro dato señala que 3 de cada 10 estudiantes que pertenecen a la comunidad LGBTIQ+ fueron violentados físicamente, con golpes, jalones de cabello u otros ataques físicos, por parte de algún integrante de la comunidad universitaria.

Casi la mitad de los estudiantes autoidentificados LGBTIQ+, que respondieron el cuestionario de hombres, admitieron que vivieron más violencia por parte de hombres de la comunidad universitaria, por más de 10 veces al año y 2 de cada 10 estudiantes de la comunidad LGBTIQ+ fueron acechados por hombres de la comunidad universitaria, con llamadas telefónicas, correos o mensajes de texto; también se sintieron seguidos, vigilados o espiados.

En el estudio se señala que 3 de cada 10 estudiantes LGBTIQ+ fueron acosados por parte de hombres de la comunidad universitaria, a través de comentarios, llamadas, mensajes, ofensivos o denigrantes sobre sus cuerpos, su apariencia o sexualidad, y 2 de cada 10 estudiantes de la comunidad LGBTIQ+ vivieron violencia psicológica, con insultos, humillaciones en público o control sobre sus vidas por parte de hombres que pertenecen a la comunidad universitaria.

El estudio de PreViMujer concluye que el hecho de que tantas personas presencien actos de violencia contra las mujeres y por razones de género, sin actuar, es un reflejo de actitudes permisivas hacia la violencia.

Las mujeres siguen siendo víctimas de violencia

Foto: Cortesía.

Si bien la investigación evidencia el estado de violencia que vive la comunidad LGBTIQ+, también se evidencia cómo las mujeres siguen siendo víctimas de agresiones permanente.

El estudio revela que 3 de cada 10 mujeres (35,8 %) y 3 de cada 10 hombres (32,4 %) justifican expresamente la violencia contra las mujeres.

Pero cuando se indaga en las actitudes implícitas o más camufladas, los hombres tienen mayores niveles de aceptación de la violencia contra mujeres, que las mujeres:

  • 5 de cada 10 estudiantes hombres culpan a la mujer de violencia sexual.
  • 5 de cada 10 estudiantes hombres tienen una imagen misógina de las mujeres.
  • 7 de cada 10 estudiantes hombres aceptan implícitamente la subordinación de las mujeres.
  • Tanto estudiantes como docentes y personal administrativo creen que es muy probable que una estudiante sea agredida por su pareja o que sea acosada sexualmente por otros integrantes de la comunidad universitaria. Exigimos que esta realidad cambie, no podemos continuar en una carrera de resistencia para contar con un título profesional.
Foto: Cortesía.

El Programa Prevenir la Violencia contra las Mujeres (PreViMujer) de la GIZ y la Universidad San Martín de Porres de Perú, en Ecuador, plantean que, de forma urgente, se definan protocolos integrales de prevención de la violencia contra las mujeres y por cuestiones de género en las universidades que tenga en cuenta los siguientes aspectos:

Organización: Crear políticas contra la violencia contra la mujer, promover la cultura de cero tolerancia de la VcM e incluir capacitaciones para autoridades y personal administrativo.

Investigación: Monitoreo de estadísticas continuas, evaluación de impacto con enfoque de género y aplicar línea de investigación en prevención de la violencia contra la mujer.

Docencia informada: Formación de personal, campañas preventivas, ejes transversales de formación en pregrado, cursos de formación ejecutiva e inducción a nuevos docentes.

Servicios y vinculación: Ruta de actuación ante casos de violencia contra la mujer, protocolos de atención y soporte, identificación oportuna de casos, servicios especializados para atención de casos y NO revictimización, SÍ reparación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Video Prefectura

LO MÁS LEÍDO