sábado, febrero 27, 2021
Inicio Opinión Vacunas y zapadas

Vacunas y zapadas

Javier Cevallos

*Periodista con más de 22 años en el oficio. Ahora forma parte del Colectivo Periodismo Público.

Trataré de no darle una visión negativa de lo que voy a plantearles. Es más confío que con el pasar de los meses, al volver a leer este artículo, me muerda mis palabras. Sin duda alguna, el anterior martes 8 de diciembre del año que está por expirar, la humanidad respiró hondo y con relativo alivio.

No quiero caer en el lugar común de que “aparece una luz al final del túnel”, lo cierto es que el inicio de la aplicación de la vacuna contra el coronavirus en Reino Unido es la noticia que desde ya se apunta a ocupar un espacio preponderante en el resumen de lo que fue este año.

Las autoridades de Ecuador han anunciado que la inoculación masiva (compréndase a toda la población) iniciaría -así, con el uso de este verbo en condicional simple- en marzo del 2021.

En enero se aplicará, ha dicho el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, de manera preferente a todo el personal médico y a los adultos mayores que se encuentran en albergues.

¡Y qué bueno que así sea! Será, sin dudarlo, un reconocimiento y un agradecimiento en concreto a todos los médicos, residentes, enfermeras, paramédicos y camilleros, quienes desde marzo han estado ahí, firmes para cuidarnos a pesar del riesgo para su salud y la de sus familias.

Muchos profesionales de la medicina perdieron la batalla contra el covid-19 cumpliendo su misión con fidelidad al juramento Hipocrático, en medio de las dificultades por carencia de insumos y callando muchas veces las vivezas de ciertas autoridades administrativas de determinados hospitales públicos quienes lucraron sin el menor pudor y sin sangre en la cara en los días y meses más duros de la pandemia.

Si el manejo de las cifras de los casos de coronavirus en el país nos deja dudas respecto a la metodología aplicada, no quiero ni pensar en la manera en cómo se administrarán las vacunas cuando el proceso ya sea masivo.

Si hubo “chanchullos” con insumos médicos, ojalá no se haga lo mismo con las vacunas. Que las autoridades hagan lo humanamente posible para controlar su distribución y aplicación. Que el país no se entere de la existencia de mafias que negocien este insumo en el sistema de salud pública.

Considero urgente y necesario que se integre una veeduría al más alto nivel para que monitoree este proceso, que se controle todo. Que las vacunas no den pie a las zapadas. Que primero llegue a quienes más lo necesiten y no se inmunicen los parientes de… los primos de… los amigos de… los allegados de…en fin. Que la influencia de los “poderosos” e “influyentes” no deje sin la vacunación a quienes buscan en la calle, en el día a día, el pan para sus hijos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

LO MÁS LEÍDO

Viceministro de salud, Xavier Solórzano, también renuncia a su cargo

El viceministro de Salud, Xavier Solórzano, también presentó su renuncia a su cargo, de forma irrevocable, en...

La cultura también está desmantelada

No hay sector público de la economía, la educación, la salud o la cultura que no haya...

CNE solo revisará 31 actas de las más de 27 mil objetadas por Pachakutik

El Pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) decidió que solo 31 actas tienen inconsistencias numéricas por lo...

Olmedo habilitó a 18 jugadores para la segunda fecha de la Liga Pro

El presidente de la Liga Pro, Miguel Ángel Loor, señaló a través de Twitter que Olmedo habilitó...