miércoles, marzo 3, 2021
Inicio Opinión Democracia y tecnología: Aplicaciones para el proceso electoral 2021

Democracia y tecnología: Aplicaciones para el proceso electoral 2021

Esteban Ron Castro  

Analista Político, Máster en Democracia y Buen Gobierno (Universidad de Salamanca); Magíster en Comunicación Estratégica (Universidad Andina Simón Bolívar); MBA (Universidad Internacional Del Ecuador).  

Muchas veces hablamos de democracia y tecnología como dos conceptos que pueden ser conjugados; la percepción ciudadana determina como una lógica a la disponibilidad de herramientas informáticas para procesos electorales, a través de la innovación en ciertas etapas de una elección: transmisión de resultados, conteo de votos y hasta un ejercicio de voto electrónico.  

Los gobiernos se enfrentan diariamente a la solución de problemas que derivan de su estructura democrática, y además, a una serie de desafíos para proteger los principios y derechos como parte de la gobernanza que necesariamente deben generar, entre estos los de participación política.  

En atención a estos principios y derechos, el Estado Ecuatoriano ha especializado su función electoral, a través del Consejo Nacional Electoral (CNE) y Tribunal Contencioso Electoral.

El CNE, como encargado de la administración electoral,  de acuerdo con una disposición  legal  (Art. 113 e in. post. 127 del Código de la Democracia), puede implementar tecnologías para los procesos de: votación, escrutinio, publicación de resultados, entre otros.  

Esta apertura legal, es beneficiosa si se la asume como un reto, ya que no se puede restringir el uso de “tecnología electoral”; se debe entender que existe, en la administración pública, el concepto de: procesos asociados o  adyacentes, en este caso a una elección, los que con una visión de sistema, pueden ser intervenidos con la transparencia como eje transversal, por ejemplo: la fiscalización del gasto electoral, el uso del fondo de promoción electoral, auditorías informáticas pre y post electorales, entre otros, siempre observando el principio de legalidad.  

Una nueva visión de la administración pública en la que interactúen el Derecho y las nuevas tecnologías es necesaria para solventar necesidades democráticas; he ahí el reto que desde varios sectores que pueden verse involucrados en el sistema democrático, todo siempre desde el respeto a los preceptos normativos y el imperio de ley, sin interpretación y con aplicación directa de sus normas.  (O)

- Advertisment -

LO MÁS LEÍDO

La Conmebol estudia cambios para la próxima fecha de Eliminatorias

La Conmebol analiza la realización de la próxima doble fecha de Eliminatorias, debido a la negativa de...

Universidad Católica gana y pasa a la siguiente ronda de la Copa Libertadores

Universidad Católica derrotó 3-0 a Liverpool de Uruguay y se clasificó a la fase 2 de la...

Ecuador a la deriva

La crisis carcelaria mostró que, en Ecuador, las cosas aún pueden estar peor. Lamentablemente, los amotinamientos con...

Tres localidades entran al programa de “Pueblos Mágicos”

El cantón El Chaco, ubicado en la provincia amazónica de Napo, recibió la declaratoria de Pueblo...