miércoles, febrero 24, 2021
Inicio Opinión Los trenes de Endara Crow y las mariposas amarillas

Los trenes de Endara Crow y las mariposas amarillas

Pablo Salgado J.

Periodista y escritor

Gonzalo Endara Crow es uno de los más reconocidos artistas del país. Es el pintor de los trenes, de las montañas andinas, de las plazas con elementos surrealistas, y de las tejitas multicolores. Pero los de Endara Crow no son trenes comunes: vuelan.  Si, vuelan y surcan los cielos de los Andes. Son largos, con una locomotora y varios vagones. Y van siempre acompañados por globos de colores y mariposas amarillas llegadas de Macondo. Endara Crow es el pintor de la magia y la cromática andina. Es, sin duda, el pintor de los trenes.

Es el pintor de los trenes porque nació en un pueblito ferroviario, en Bucay. Y convivió en sus primeros años con el mundo del ferrocarril mas difícil y hermoso del mundo. Su abuelo -Leonidas Franklin Crow- llegó al Ecuador, precisamente, para la construcción del tren. Y su padre, Arsenio, también fue ferroviario. Su niñez y adolescencia transcurrieron en Riobamba, cerca de la estación del tren. Por ello, aún recuerdo, con emoción, un viaje que realicé con Endara Crow, allá por 1995. Endara Crow quería recordar su juventud y recorrimos la ruta del tren; Bucay, Huigra, y surcamos esa maravilla del mundo que es la Nariz del diablo. Disfrutamos, sin temor, de esa hazaña monumental y proeza de la ingeniería. No fue fácil su construcción, murieron cerca de 4 mil jamaiquinos, puertorriqueños y ecuatorianos. Y con el empuje del Viejo Luchador vencieron todas las dificultades y obstáculos. Muchos enemigos lucharon para que semejante obra fracase. Pero no, el tren llegó a Quito en 1908.  Y casi un siglo y medio después sigue vivo, aunque parado y silencioso.

Hoy, como ayer, también hay enemigos que intentan destruir al tren de la unidad nacional, el tren patrimonial. Y lo grave es que las instituciones que fueron creadas para defender y garantizar la preservación y conservación de los bienes patrimoniales son las que hoy precisamente atentan contra uno de los más importantes símbolos patrimoniales del país, el Tren trasandino.

La destitución del Director ejecutivo, Joaquín Moscoso, por oponerse a la chatarrización, fundición y venta de los bienes patrimoniales y de interés cultural se inscribe entre los hechos mas bochornosos en la historia de la institucionalidad patrimonial del país. Y ese será el papel con el que recordaremos la gestión de la Ministra Encargada de Cultura y Patrimonio, Angélica Arias.  El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural debe seguir siendo una entidad eminentemente técnica. No puede estar sujeta a los intereses políticos y económicos de los gobernantes de turno.

El liquidador de la Empresa de Ferrocarriles, Inmobiliar, y las autoridades de cultura y patrimonio deben saber que la Constitución de la República y la Ley Orgánica de Cultura son claras y expresas, y, obviamente, sus mandatos son de obligatorio cumplimiento.  El artículo 3 de la Constitución establece que “es deber primordial del Estado ecuatoriano defender el patrimonio natural y cultural del país.” Y el artículo 379 dice expresamente: “los bienes culturales patrimoniales del Estado serán inalienables, inembargables, e imprescriptibles. El Estado garantizará su protección. Cualquier daño será sancionado de acuerdo a la Ley.”

Sin embargo, el liquidador ha solicitado ya a Inmobiliar un dictamen técnico favorable para enajenar bienes inmuebles de la Empresa de Ferrocarriles ubicados en Puembo, Guamote, Ventura, Riobamba, Tixán, entre otros, y además anunció que seguirá con el proceso de chatarrización y fundición. 

Duele profundamente mirar las estaciones vandalizadas y saqueadas, sin que ninguna autoridad patrimonial intervenga y las cuide. Y duele mirar aquellas poblaciones que ayer eran activas, animadas y alegres, y hoy están desiertas y silenciosas. Y duele también saber que centenares de trabajadores ferroviarios están en la desocupación y los pocos que quedaron están impagos ya 4 meses. 

Los gobiernos provinciales de Pichincha, Cotopaxi, Tungurahua, Chimborazo, e Imbabura solicitaron oficialmente la administración de los Ferrocarriles y las rutas del tren en esas provincias. Es una opción valiosa que nos demuestra que existen alternativas para evitar la destrucción del tren. La prefecta de Pichincha, Paola Pabón, expresó que “El gobierno no está midiendo la importancia económica del tren en nuestros territorios. Es indignante que se hayan chatarrizado los vagones que pese a no ser patrimonios eran necesarios para preservar y resguardar el patrimonio nacional.”

Un pequeño grupo de ecuatorianos se encuentran recorriendo las rutas del tren en un hermoso proyecto denominado Bicitren (una bicicleta adaptada a las rieles del tren). Día a día han ido surcando cada una de las rutas, ahora abandonadas.  Visitan cada una de las estaciones y poblaciones. Son recibidos con entusiasmo por pobladores y en muchos casos por las autoridades municipales y parroquiales, quienes reafirman su voluntad política para evitar que el tren muera y vuelva a la vida.  

El país ha expresado su repudio al desmantelamiento y liquidación del Sistema Ferroviario nacional y defiende al Tren de Alfaro. La Asamblea Nacional, a través de las asambleístas Amapola Naranjo y Doris Solís, han expresado que en el reinicio de la tarea legislativa llamarán a comparecer en juicio político a las Ministras de Turismo y Cultura y patrimonio.

Finalmente, vale la pena recordar que de acuerdo a la Ley Orgánica de Cultura, artículo 46, se establece que “En caso de remoción del Director ejecutivo, se deberá convocar, en el plazo de 15 días, el concurso público respectivo para la elección del nuevo Director ejecutivo.”

Endara Crow, como el Viejo Luchador, seguro estarán tristes e indignados. Pero saben que aún siendo la noche larga y amarga, un día amanecerá y se hará la luz. Los trenes de Endara Crow también están silenciosos y detenidos. Pero, mas pronto que tarde, volverán a surcar los cielos andinos y regresarán, desde Macondo, las mariposas amarillas. (O)

1 Comentario

  1. Increíble lo que se está haciendo con el tren ecuatoriano sepultandole por completo una obra tan importante que cuasi es un Icono de nuestra patria.
    Mi pregunta, porque las fuerzas vivas de las provincias por donde pasa el ferrocarril, como Imbabura, Pichincha, Cotopaxi, Chimborazo y Guayas…. no reclaman para nada sobre este ” atropello que se está cometiendo. Indigna está actitud de los ecuatorianos y muy particularmente de las autoridades de las provincias citadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Advertisment -

LO MÁS LEÍDO

Presidente Moreno anuncia que destinará más recursos para las cárceles del país

El presidente de la República, Lenín Moreno, se pronunció este miércoles 24 de febrero de 2021 luego...

Reos piden salida de subdirector y este dimite a su cargo

El coronel en servicio pasivo, Orlando Jácome quien se desempeñó como subdirector de rehabilitación, renunció a su...

La Selección completó su microciclo con dos partidos amistosos

La selección ecuatoriana de fútbol terminó este miércoles 24 de febrero de 2021 su primer microciclo del...

El “buen salvaje”

Lucila Lema Comunicadora social, videasta, traductora, gestora cultural, poeta y narradora kichwa Otavalo. Ha...