miércoles, mayo 22, 2024
miércoles, mayo 22, 2024
spot_img
InicioOpinión¡Y se abren las apuestas!

¡Y se abren las apuestas!

Javier Cevallos

Periodista con más de 22 años en el oficio. Ahora forma parte del Colectivo Periodismo Público.

Durante estos días y semanas se escuchará de todo en cuanto a las ofertas de los candidatos a las próximas elecciones.

Será una campaña atípica en la forma, pero con la misma esencia en su fondo. Candidatos con promesas y compromisos matizados con un discurso donde todo parece fácil hacerlo y conseguirlo.

Todos aseguran tener la fórmula y quieren hacernos creer que son los ungidos para salvar al país. Les pregunto a los postulantes a quienes ya ocuparon un cargo en la función pública: ¿Por qué lo que tanto ofrecen, no lo hicieron o ejecutaron mientras trabajaron tan “patrióticamente” por el país?

¿Si creen que son los mejores, con lo que hicieron ustedes en su momento, este país fuera otro, no les parece? Siento –salvo excepciones- que a la gran mayoría de ciudadanos esta campaña y próxima elección les importa un bledo y veo ahí un riesgo.

Leo a muchos analistas advertir la carencia de una cultura política, que genere en el ciudadano una postura crítica ante lo que ve, oye o le ofrecen. Que no se leen los recetarios de cocina; ¡Perdón! Quise decir las propuestas de los candidatos.

Revertir aquello sería lo ideal pero ¿Cómo hacer agradable la política cuando la prioridad de la gente es conseguir un trabajo estable y, por ende, tener ingresos para sus familias?

¿Cómo hacer agradable la práctica de la política cuando vemos a los llamados a trabajar en representación del pueblo ser condenados a prisión por actos de corrupción y, a otros tantos, huir con desparpajo, sin el menor cargo de conciencia, por lo que hicieron o dejaron de hacer?

Campaña electoral y elecciones generales que se ejecuta y realizarán en medio de la apatía y con una actitud defensiva ante un virus que aun está en su papayal. ¡Las cartas están echadas, suerte o muerte! ¡Y se abren las apuestas!

En todo caso que el sucesor de Lenín Moreno haga hasta lo imposible por generar y garantizar a todos los ecuatorianos las condiciones básicas de convivencia: trabajo, seguridad y servicios básicos de calidad en el contexto de una economía sólida y pujante.

Que brinde a cada uno de los ciudadanos las herramientas para prosperar y no esperar del papá Estado todo. Sobre todo que devuelva el optimismo y la esperanza de un país sin enemigos invisibles, sin confrontación y –especialmente- sin avivatos que hagan con los bienes y dinero de todos lo que se les venga en gana. ¡Eso no más!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Video Prefectura

LO MÁS LEÍDO