sábado, mayo 25, 2024
sábado, mayo 25, 2024
spot_img
InicioOpiniónEn serio, ya no más Nutella

En serio, ya no más Nutella

Pablo Cruz

Pablo Cruz Molina

Chef, emprendedor gastronómico, consultor y docente. Veinte y seis años en la actividad profesional y dieciséis en la academia universitaria en Quito con dos maestrías de especialidad: Recreación y Aprendizaje lúdico e Innovación en la gestión del patrimonio gastronómico. Amante de la cocina ecuatoriana, llevándole a presentar ponencias en prestigiosas universidades internacionales.

Hace unos días se compartía por redes sociales y causaba revuelo, información sobre una golosina que según algunos y algunas adolescentes no pueden dejar de comerla por ser muy deliciosa.

Ya en algunos editoriales anteriores había descrito que existen muchos factores que intervienen en nuestra alimentación y que siempre es muy adecuados ponerlos en práctica. Hemos hablado de cultura, producto local, alimentación saludable, sostenibilidad ecológica, economía popular y solidaria, innovación culinaria ecuatoriana y muchas variables más que intervienen en la cadena alimenticia.
Quiero hacer un resumen de muchas cosas explicadas porque este producto encierra todo lo negativo que pueda existir para la alimentación.

Los que lo consumen y piensan que es una crema de chocolate y avellanas, están equivocados. Les tengo malas noticias. Es cualquier cosa menos chocolate, sabiendo que este producto debe tener Cacao en la mayoría de su composición. En realidad, es una emulsión de manteca vegetal. Si, la que venden en los supermercados y tiendas con el nombre de Tres chanchitos, que es una grasa de palma africana hidrogenada, eso significa que al tener una molécula más de hidrógeno, el organismo no la asimila como alimento por estar saturada en sus enlaces; una parte de ésta grasa termina en las arterias; contiene gran cantidad de azúcar blanca, una pequeña cantidad de cacao en polvo y pasta de avellanas en menor cantidad. Una bomba que no es alimento y que no se digiere como tal.

Piensan que es delicioso, tampoco. La industria lo hace tan dulce que engaña al cerebro para que se sienta delicioso pero no lo es porque el verdadero sabor del chocolate más bien es amargo.

Al ser un producto que en su composición contiene más del 50% de grasa vegetal proveniente de la palma africana podemos decir que cada año se deforestan miles de hectáreas de bosques primarios con fauna silvestre, para sembrar la cada vez demandante palma. El nivel de deforestación en países como Malasia hace que se pongan especies de animales en peligro de extinción. En nuestro país, es muy probable que la Nutella en Ferrero en Tumbaco y por ende se use manteca de palma africana extraída de las provincias de Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas o de las provincias amazónicas. El problema es exactamente el mismo.

Utilizan un cacao de mala calidad y se estandariza su sabor con azúcar y saborizantes. En Europa y Estados Unidos utilizan cacao africano, el cual se cultiva con prácticas de esclavitud infantil

Al importar productos de este tipo, porque no solo es el problema de esta marca sino de muchas marcas más, estamos apoyando una industria extranjera y por ende fuga de dólares. La balanza comercial del chocolate está a favor de las importaciones. Me parece injusto que en un país donde se produce el mejor cacao y el mejor chocolate fino de aroma se consuma más de estos productos que chocolate ecuatoriano. Existen marcas locales que hacen productos similares muy superiores a este pero el consumidor se queda con el nombre extranjero.

Queda realizado este análisis del por qué soy anti Nutella y ojalá la gente se informe y tome conciencia. Que los emprendedores usen más cacao y chocolate fino de aroma y se oferten postres creativos, con frutas y productos ecuatorianos. Olvidémonos de las crepes y wafles de Nutella, hagamos un postre ecuatoriano, no francés. Mantengamos sana a la gente y al planeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Video Prefectura

LO MÁS LEÍDO