Home Ciudadanía Nuevas evidencias aparecen en el caso de Naomi Arcentales

Nuevas evidencias aparecen en el caso de Naomi Arcentales

65

Tras una semana de la trágica muerte de Naomi Arcentales, cuyo cuerpo se encontró suspendido en un edificio en Manta, existen nuevos indicios que demostrarían que esa teoría inicial no es la verdadera causa de su fallecimiento.

Su hermana Taís reveló nuevas fotos y chats que evidencian el maltrato físico y sicológico al que estuvo expuesta Naomi durante su relación con el fiscal en Manabí Juan Carlos Izquierdo.

A través de la red social Twitter, Taís pidió a la fiscal Diana Salazar que se haga el seguimiento pertinente a las investigaciones en relación a la muerte de su hermana.

«Existen muchas inconsistencias en torno a este hecho y preocupa el vínculo que tiene el investigado con la institución que usted dirige».

En la misma red social además se viralizó un video que demuestra la agresión del fiscal hacia Naomi.

LEA TAMBIÉN: Naomi Arcentales denunció una violación antes de morir

Familia reclama justicia para Naomi

El último miércoles 15 de diciembre, la familia de Arcentales presentó en fiscalía una denuncia por asesinato y solicitaron la exhumación del cadáver para que le practique una nueva autopsia a la fallecida.

Asimismo, el abogado de la familia, Luigi García, pidió que médicos legistas de Quito examinen nuevamente el cuerpo de Naomi ya que sospechan que se pudo haber manipulado el informe inicial que determinó que la joven se suicidó.

Cabe recordar que en el informe emitido por medicina legal el pasado 12 de diciembre se establece que en el cuerpo de Naomi no se encontraron huellas de maltrato, golpes o señales de violencia o defensa, ni puñaladas.

Sin embargo la Fiscalía dispuso que se practiquen otras pericias para descartar que se trate de un femicidio.

Su pareja sentimental no acudió al velorio, ni traslado y solo apareció varios después a decir que vivía un luto sentimental porque su relación con Naomi no era circunstancial sino familiar.

Además señaló que las personas cercanas a ese relación podrían dar fe del respeto, camaradería y la atención mutua que mantenían.

«No se fue alguien más, se fue un pilar fundamental en mi vida», señaló Izquierdo. (I)